A Lucía

Hoy quise escribir una canción para Lucía; garabateé un pentagrama con silencios,la letra acalló mi voz y emborronó mis ojos. No hay palabras de consuelo que puedan pronunciarse ni músicas que puedan confortar, solo sumarse, silentes, al llanto. Adiós niña luchadora, adiós Lucía.

3 comentarios:

Oscar dijo...

Pedro totalmente de acuerdo nada peor que el puto silencio

José dijo...

A ese lugar llegaremos todos, solo que unos se apresuran más

Qué tirste es despedirse y que bien nos hacemos haciéndolo bien.

Un abrazo, Perico

Pedro dijo...

Sí, a veces es difícil, como bien sabes, dejar que la gente se marche, o más bien, no enfadarse con ellos o el mundo por que se hayan marchado