Sofisticado

En mi loft, recostado en la chaise longue, leí unos haikus mientras se hacía el wok. Después, un diazepan y salté sin noche a la mañana.

3 comentarios:

José dijo...

Tío, que el wok no es la olla espré...que no lo puedes dejar puesto mientras estás leyendo jaikus en la cheislon, no me extraña que se tenga que drogá

Pedro dijo...

es que no lo movió y, claro, se le quemó

José dijo...

socarrat total