La gorra roja la perdí, la blanca, que era muy bonita, me la mangaron en la piscina por no estar a lo que hay que estar o por estar a lo que no hay que estar que es como pasan las cosas en la vida. Tengo más, por eso tampoco están todas las que son ni son todas las que están.

No hay comentarios: