En una semana estaré bajo este cielo que vió mis primeros pasos, lágrimas y risas, mis primeros besos, amores y desamores, encuentros y desencuentros. Estaré en mi pueblo donde no vivo y en mi casa donde no habito. En ese hogar que, desde hace años, no lo es.

No hay comentarios: