Mami quiero ser artista

Lo cierto es que, como buen bloguero egocéntrico, siempre quise ser artista. Como en aquella horrible canción de Concha Velasco, "mami quiero ser artista, mami ser protagosnista", pero nunca lo intenté y no por falta de talento, que tengo el mismo que muchos de los que están ahí arriba, ninguno, sino porque mi timidez ha derrotado una y otra vez a mi vocación.

Sin embargo, hace años que me dieron un papel de padre de familia numerosa de treinta y tantos, y lo interpreto entre pitos y aplausos. Se trata de una serie de pésimos exteriores e interiores vulgares y estrechos. Dios, ¡cómo echo de menos Hollywood!

No hay comentarios: